Seleccionar página

Estamos en la mejor época para generar abundancia y prosperidad en nuestras vidas de una manera sabia y natural. Transitamos hacia una nueva conciencia qué está íntimamente ligada con las capacidades únicas e individuales que poseemos todos los seres humanos. En las próximas décadas viviremos en una economía que renovará la manera de relacionarnos con el dinero y de monetizar nuestras capacidades. El nuevo orden nos hará más conscientes de cómo producimos riqueza. Ahora bien, En este tiempo de tránsito es necesario que nos adaptemos al nuevo sistema con toda nuestra energía. Tu éxito dependerá de qué tan atento estés a estos cambios para beneficiarte de ellos. porque además de ser algo que se estudia todos los días, el éxito es un estilo de vida que requiere mantener muy abiertos el corazón y la mente.

Identifica lo que te gusta.

Si no trabajas en lo que amas, es posible que estés atravesando un conflicto interno porque no te desarrollas en aquello que realmente te gusta hacer y te motiva. Ante esta situación, La primera pregunta qué surge es: ¿cómo hacer para desarrollarme en algo que realmente me satisfaga y me complemente como persona? La respuesta se encuentra en tus habilidades naturales. ¿Pero qué son? Capacidades especiales qué tenemos los seres humanos para desempeñar una actividad o ejercer una ocupación. Esta capacidad está asociada a la habilidad innata de cada uno, Siendo algo que nos motiva y nos llena de entusiasmo no solo porque nos gusta hacerlo, sino también porque sentimos que muy pocos pueden hacerlo tan bien Como nosotros mismos. En otras palabras, son una expresión de nuestra grandeza, que emula la fase creadora de la naturaleza, y las cuales se ejercitan con entusiasmo, dedicación y voluntad. Son un verdadero tesoro en la generación de riqueza y abundancia en tu vida.

Si realizas una actividad solo por dinero y ésta no coincide con tus gustos e intereses, te expones a perder la brújula y a desanimarte con mayor facilidad. Si vas a ganarte la vida, que sea con lo qué mejor sabes hacer y elimina de tu vocabulario la expresión “cualquier trabajo está bien”.

Si te dedicas a desarrollar y potenciar tu capacidad natural de forma consciente y exclusiva, serás un triunfador y llegará la abundancia a tu vida. Y si con igual conciencia fomentas la mentalidad millonaria como estilo de vida, estarás en sintonía con esta era y podrás acceder a sus riquezas.

En esta economía de los talentos debemos ver los problemas con mayor amabilidad, usando nuestras cualidades para resolverlo. Entre más problemas resuelvas, tu inteligencia y creatividad serán mayores, Entre más pasión le pongas a tus actividades más libre serás. ¿O nunca escuchaste ese dicho qué dice que si te dedicas a lo que te gusta no tendrás que trabajar? De eso se trata, de que tu actividad no la veas como una carga, sino como algo que disfrutas y deja paz en tu corazón.

 

Monetiza tus fortalezas.

¿Qué sucede cuando sabes para que eres bueno, pero todavía no te genera dinero? Si ya sabes cuáles son tus fortalezas naturales, tienes que aprender hacer dinero con ellas. Es muy importante que, si eres bueno en algo, no lo hagas gratis. Tu talento vale oro y debes respetarlo. No tengas miedo de ponerle un precio, porque la gente pagará por lo que haces. Se trata de tu carta de presentación.

Para dar conocer esa habilidad natural, tienes que confiar en ti y construir tu propia marca personal.

Ponle tu estilo propio y hazlo de manera profesional, No descartes crear un logotipo, tener tu página web y mostrarte como experto en la habilidad que posees. Puedes escribir artículos o blogs que te proyecten, puedes grabar vídeos y subirlos a YouTube, asistir a eventos y crear redes de contactos, o Networking. La clave está en que tu talento se vea profesional.

De esta manera podrás cobrar con autoridad y que las personas confíen en ti. Por ejemplo: si eres bueno para la pintura al hacer todo lo anterior podrás proyectarte al mundo. ¿Sabías que actualmente los millennials son la generación de consumidores más grande del planeta? Entonces debes estar preparado ya que existe un enorme mercado dispuesto a pagar por tu talento. Ahí hay una magnífica oportunidad de hacer negocios.

Es hora de rescatar la habilidad que has dejado de lado por mucho tiempo, porque nadie te enseñó cómo aprovecharla. Desde muy pequeños muchos vimos que el premio por trabajar 8 horas diarias o más era terminar molestos, aburridos y sin energía, desempeñando actividades ajenas a la pasión. Para no caer en esta situación oblígate a hallar el modo de rentabilizar lo que sabes hacer bien y que llevas en la sangre. La necesidad es la madre de las grandes ideas, no tengas miedo, ya que la vida cambia radicalmente cuando amas lo que haces.

 

Desarrolla un plan estratégico.

Uno de los grandes errores que cometen muchos jóvenes cuando egresan de la Universidad es no tener un plan que les permita estar bien económicamente, ya que nadie les enseña cómo elaborarlo. Para prosperar, es indispensable desarrollar un plan estratégico que analice con seriedad y responsabilidad tus fortalezas y debilidades. define por escrito tú misión, objetivos y valores para tu vida; conoce exactamente cuánto es lo que quieres ganar; ten un presupuesto claro y un plan de ahorro e inversión; Descubre dónde estás parado para saber llegar a tus metas.

En otras palabras, lo que te estoy pidiendo que hagas es algo parecido a un mapa de riqueza. Puedes usar un pizarrón y proyectar tu futuro en él, o bien utilizar imágenes de revistas que definan claramente cómo te quieres ver. Solo te pido que no te dejes lleva por la corriente y averigües qué quieres hacer exactamente con tu vida profesional o laboral, porque si no lo sabes tú, ¿quién entonces? Esta es la mejor manera de estar preparado para hacer frente a las batallas que el sistema nos presenta, sin importar qué carrera tengas o cual sea tu talento. Recuerda que los patrocinadores de todos tus sueños deben ser tus fortalezas, esas capacidades innatas que hay en ti, ya que te harán sentir pleno y feliz en todo momento. Por lo que deja de realizar actividades que no formen parte de tu plan estratégico de vida.

“Si amas lo que haces, cualquier billete o moneda  en el bolsillo se va a multiplicar.”

 

FUENTE:

LIBRO: MENTE MILLONARIA.

AUTOR: GERARDO GARCIA MANJARREZ

Pin It on Pinterest